Buscar

Tiempos de cambio



Ya se lleva tiempo advirtiendo de la necesidad de revisar el modelo de negocio de los Mercados minoristas y el de los propios comerciantes que prestan el Servicio, algo que viene motivado no sólo por los cambios económicos sino sobre todo por los cambios sociales.

Los Mercados no son algo estático y durante las últimas décadas han ido introduciéndose cambios importantes, pero no al ritmo necesario, algo que se puede apreciar en estos momentos donde la necesidad provocada por el COVID19 está poniendo en evidencia los déficits para enfrentarse a la demanda de una compra no presencial. Pero también está mostrando su capacidad de resistencia y de servicio.


Esta coyuntura llega en el momento en el que se plantea la necesidad de digitalizar la actividad económica para ganar en eficiencia y en competitividad y poder acceder, en su caso, al comercio on line.

Es un reto notable para los Mercados, pero al que han de enfrentarse cuanto antes; algunos ya están recorriendo este camino que será largo y lleno de dificultades.

El éxito va a depender de múltiples factores, entre los que se encuentra la tecnología, pero sin que sea el de mayor incidencia seguramente, y esto porque es conveniente seguir insistiendo que en los Mercados el elemento humano es esencial por encima de cualquier otro, incluso del producto. Por ello será fundamental realizar un análisis en profundidad sobre el modelo que se pretende desarrollar para que sobre todo resulte coherente; la tecnología por sí misma no resolverá los problemas.

El cambio exige un proceso que permita “interiorizar” una nueva visión de las cosas -en este caso del Servicio que se presta a los ciudadanos- y que sensibilice y motive a introducir una nueva manera de afrontar la realidad, porque salir de la “zona de confort” no le resulta fácil a nadie y menos a quien se ve enfrentado a la necesidad de gestionar diariamente la incertidumbre.

Ante la crisis que vivimos, los Mercados están mostrando su mejor faceta como Servicio Público, como comercio de proximidad y están realizando un esfuerzo humano muy notable para con los escasos medios de los que disponen y en muchos casos sin una gestión profesional, llegar hasta los consumidores que son mucho más que eso, son sus “clientes” con quien les une en muchísimos casos una estrecha relación personal generada a lo largo de los años.


Pero los tiempos cambian -los comerciantes de los Mercados también son conscientes de ello- y es necesario dar una respuesta adecuada a los retos que plantean. Una respuesta que ha de ser acorde a las capacidades disponibles -económicas, sociales, culturales- y darse “sin prisa, pero sin pausa” porque el cambio es de lo único que podemos asegurar que es constante.

Las administraciones, las organizaciones que aglutinan a los operadores, los responsables de la gestión diaria de los Mercados y los propios operadores tienen la responsabilidad de hacer que el Servicio de Mercado dé respuesta a las necesidades y demandas de los ciudadanos.

Comenzar por analizar en profundidad la situación actual de cada Mercado, de manera desapasionada, será el mejor método para abordar la digitalización, un trabajo siempre colaborativo, planificado y orientado a resultados, ya que de lo contrario se continuará en el voluntarismo con unos resultados que no satisfacen del todo a nadie.

Sergio González Reyes

Co-Fundador y CEO de la Plataforma Dreaming Markets


Para mayor información:

Correo: info@dreamingmarkets.com

www.dreamingmarkets.com

¡Queremos compartir contigo!

  • Twitter Icono blanco
  • Blanco Icono de Instagram